saturno

sería tan fácil
dormir hoy acompañado
y rellenar tus espacios
con experiencias vacías
todas llenas de pena.

amanecer con cualquier cuerpo
entre mis brazos y mi alma
y hacer de cualquier bulto
un nuevo cofre del tesoro.

jugar a que ya no te pienso
a que es otro rostro
el que busco por las calles,
mis calles.

y enterrar bajo otros nombres
la catedral en la que guardo
tu exquisito y ya prehistórico sabor.

pero sigo siendo esclavo
de tus pasos
fiel guardián de tu recuerdo
caballero de una causa
que ya ni siquiera olvido.

cada vez que te pienso
muere entero el amazonas
y se apaga el sol de los soles
y si hay un dios, guarda silencio.