siempre

lograr mantener a menos pasos la expectativa
y al mismo tiempo bien abiertos estos ojos
que por sí solos no engañan,
probará ser buen remedio ante la insatisfacción
y la tristeza que conseguimos a menudo
a través de los demás,
pero siempre gracias a nosotros mismos.

Anuncios