veintitrés

la soledad del tonto
es la que se vive acompañado.

Anuncios

fundamental

no hay en estas
abstracciones
mucho más
que elaborados
espejismos
biológicos