nosotros

dentro de mi
vive otro,
más parecido a mí,
sentado,
respirando.

cuando nos volvemos el mismo,
todo es claridad,
cuando estamos disgregados
todo es más concreto.

dentro de él vive otro,
más parecido a mí,
y a él,
y así sigue hasta que ya somos vos.

Anuncios

kung-fu

por un beso tuyo
mi reino
que no es mucho,
y mientras dejo el sueño atrás
me acompaña el vacío
que antes llenaba
lo que de ambos fluye
cuando no me estás pateando el pecho
en el que guardo la estampilla
de la carta que aún no envías
anunciando tu regreso.

repaso

este hijo de la ironía
a mi lado
y un filo sincero
en la daga de tus palabras.

y a pesar del dolor,
me encantó verte así,
toda llena de vos
y tan seca de mí.

redoble

la locura de estos tiempos,
marea negra de caos,
pone a prueba la firmeza
de la infinita sonrisa
que en aquellos que ya conocen el secreto
redobla su brillo
cuando más se necesita.