¿qué mejor?

no siempre es bienvenido
lo que uno está dispuesto a ofrecer.

a veces también es uno
el que no ve el brillo
en el oro ajeno.

¿y qué más da?

hoy de un lado,
mañana del otro,
y otra vez.

¿qué mejor para hacer
con nuestros días
que seguir llenando
esta vida
de experiencias?

Anuncios

ironía

que cuando me entregué a amarte
te cansaras de esperarme
y me quedara yo
todo lleno
de lo que ya no quieres recibir.

ese es el chiste
que me sostiene la risa
mientras veo como
se va pudriendo
lo que en mi saco lleno,
corazón,
lleva tu nombre.

médium

sé que me abandonan
la musa,
el verso,
la tinta
y el papel.

los veo extinguirse,
acabarse,
y mientras mido reservas
y envejezco imaginario
alcanzo a ver
que lo que se escribe
es el trabajo de otro.

distancia

tómame el pulso
señorita prehistórica
y verás que no es agua
lo que corre por mis venas
ni espanto
lo que me invade
ante tu súbita presencia.

me encantaría tenerte más
a mi lado,
pero ya las costumbres, caprichos y pretextos
han crecido kilómetros
entre nuestras latitudes,
y ni hablar del pasado.

etílico

el sobrio,
ebrio en potencia,
desconoce su potencial etítlico,
estupefaciento.

arriba
en las nubes,
tal vez no nos reconozcamos
pero si que disfrutamos
lo que en el otro
se refleja de nosotros
y el aprendizaje invaluable
de la otreidad.